Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche

El Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, en la provincia de Huelva, es un macizo de pizarra y arenisca situado en la parte occidental de Sierra Morena, con una extensión aproximada de 186 km2. La erosión eólica y pluvial ha producido montañas suavemente redondeadas divididas por amplios valles.

Tanto la cima como el valle están arbolados con encinas, alcornoques y olivos. Al abrigo de los valles se encuentran algunos de los pueblos blancos más bonitos de Andalucía.

Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche

El hombre y la naturaleza conviven en armonía en el Parque Natural de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche.

Este paisaje protegido, que forma parte del sistema montañoso de Sierra Morena, lo tiene todo: altas cumbres y acantilados rocosos, pueblos pintorescos y valles boscosos a la sombra de robles y castaños mediterráneos.

La zona se puede recorrer fácilmente a pie a través de un sistema de senderos, que permite a los visitantes contemplar adecuadamente el verde intenso de la hierba y el colorido de las flores silvestres.

La Sierra de Aracena y Picos de Aroche Parque Natural en la provincia de Huelva es un paraíso para los moteros y excursionistas.

Mina de Chinflón

Hacia el centro del parque, una intrusión granítica, expuesta en las Peñas de Aroche, está vinculada a yacimientos minerales que han sido explotados desde tiempos prehistóricos.

La mina de Chinflón se explotaba hacia el 2500 a.C. La presencia de numerosos dólmenes, como los de El Pozuela, demuestran la importancia de la zona. En el centro del parque predomina la piedra caliza y los castaños crean una de las mayores masas forestales de la Península Ibérica.

La piedra caliza está plagada de cuevas. Una de las mayores cavernas está abierta al público, la famosa gruta de las Maravillas en Aracena.

Reserva de la Biosfera:

El Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche pertenece al área comprendida por la Reserva de la Biosfera Dehesas de Sierra Morena

Según Red Natura 2000, contempla varias figuras de protección:

Zona Especial de Conservación (ZEC)

Espacio propuesto como Lugar de Interés Comunitario en de julio 2006 y declarado como Zona Especial de Conservación, en el Decreto 493/2012, de 25 de septiembre.

Zona Especial de Protección para las Aves (ZEPA)

Designada en 1989 como Zona de Especial de Protección para las Aves y declarada como tal en la disposición transitoria 7ª de la Ley 18/2003, de 29 de diciembre.

Valores ambientales

Vegetación y flora de interés

La formación vegetal más representativa es la dehesa, mayormente encinas (Quercus ilex subsp. ballota), alcornoque (Quercus suber) y quejigo (Quercus faginea), con algunas especies menos prominentes pero aún significativas de quejigo andaluz (Quercus canariensis) y rebollo (Quercus pyrenaica).

Es de importancia tener en cuenta el castañar (Castanea sativa), muy extensos, y bastante característica de este parque natural protegido.

Es interesante observar la gran diversidad de especies de flores, muy importantes algunas de ellas, ya que son endémicas de la península y del área compuesta por ésta y el norte de África.

Riqueza micológica

Esta región es un referente nacional gracias a su gran riqueza micológica.

Se desarrollan casi 500 especies catalogadas en el Inventario Micológico Básico de Andalucía, siendo muy destacables la tana (Amanita cesarea) y el gurumelo (Amanita ponderosa), el tentullo (Boletus edulis), el níscalo (Lactarius deliciosus), la lengua de vaca (Hydnum repandum) y la chantarela (Cantharellus cibarius).

Fauna relevante

En este parque natural viven aproximadamente 216 especies de vertebrados.

Destacan la garduña (Martes foina), la gineta (Genetta genetta), el meloncillo (Herpestes ichneumon) o el zorro (Vulpes vulpes), en el grupo de mamíferos.

En el grupo de los anfibios, gracias a la red fluvial que riega el interior de este parque, se desarrollan varias especies, entre otras el tritón jaspeado (Triturus marmoratus), el sapo partero ibérico (Alytes cisternasii) y el sapillo moteado (Pelodytes punctatus).

Y entre los reptiles encontramos la culebra de herradura (Coluber hippocrepis) o la víbora hocicuda (Vipera latasti).

También es destacable la presebncia de especies incluidas en el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas (CAEA), cuatro de ellas en peligro de extinción, como son, el jarabugo (Anaecypris hispanica), el águila imperial ibérica (Aquila adalberti), la cigüeña negra (Ciconia nigra) y el milano real (Milvus milvus).

Hábitat de Interés Comunitario

Se han identificado 20 hábitats de interés comunitario, de los que destacamos:

  • «Estanques temporales mediterráneos (3170*)»
  • «Brezales húmedos atlánticos de Erica ciliaris y Erica tetralix (4020*)»
  • «Zonas subestépicas de gramíneas y anuales de Thero-Brachypodietea (6220*)»
  • «Bosques aluviales de Alnus glutinosa y Fraxinus excelsior (Alno-Padion, Alnion incanae, Salicion albae)(91E0*)».

Nueve de estos hábitats están calificados hábitats muy raros dentro de la región andaluza.

Hay que mencionar el hábitat «Dehesas perennifolias de Quercus spp (6310)», ya que es el de mayor representación por su tamaño, siendo una quinta parte del hábitat de interés comunitario de Andalucía.

Saber más…

Visita la Ventana del Visitante del Departamento de Medioambiente de la Junta de Andalucia, para ampliar información si quieres visitar este maravilloso parque natural andaluz.